Ten Fe en tu Camino
Los seguidores dijeron a Jesús: << Dinos cómo será nuestro fin.>> Y él dijo: << Así habéis descubierto el origen que ahora preguntáis por el fin? Pues donde estuvo el origen allí estará el final. Bienaventurado sea el que estará de pie en el origen: ese conocerá el final y no saboreará la muerte.>>

En nuestro inconsciente está toda la información disponible, nunca se pierde nada y siempre se puede rescatar todo.

Cada vivencia de nuestro paso por la Tierra queda registrada, cada sensación, cada experiencia, cada emoción con que vivimos la experiencia y el pensamiento asociado a la emoción (lo que nos decimos a nosotr@s mism@s).

También se guarda en el inconsciente toda nuestra genealogía, cada acontecimiento que haya sucedido a alguno de nuestros ancestros.

De igual manera está disponible en el inconsciente cualquier episodio de nuestra “historia profunda”, es decir, del viaje del alma a través de una cadena de vidas.

El mundo que observamos es un reflejo y una proyección de nuestra mente inconsciente. En ella encontramos dos voces, dos guias a los que podemos confiar nuestros pasos en la vida. Cada una de estas voces representa un sistema de pensamiento opuesto y excluyente del otro, no puedes alimentar a los dos al mismo tiempo.

Por un lado tenemos la voz del ego que siempre va a interpretar cualquier situación en clave de separación, culpa, miedo, enfrentamiento, odio, ….

Por otro lado está la voz del Espíritu (“Yo superior”, Guia interno, …, el nombre es lo de menos) que lo contempla todo en la Unidad, Inocencia, Amor, Fraternalidad, Compasión, …

Llegados a este punto os queremos contar cual es nuestra intención a la hora de ofrecer el servicio deRegresión hacia el Perdón”:

  • Establecer una connexión de alma a alma con la persona consultante y mediante la guía del Espíritu.
  • Generar un espacio propicio a través de aromaterapia, elementos energéticos y musicales para facilitar el estado de relajación necesario para rescatar del inconsciente memorias relacionadas con un conflicto actual.
  • Revivir estos episodios con la mirada del Perdón.