Kinesiología de las Almas

"El más santo de todos los lugares de la tierra es aquel donde un viejo odio se ha convertido en un amor presente"

En nuestro inconsciente está toda la información disponible, nunca se pierde nada y siempre se puede rescatar todo.

Cada vivencia de nuestro paso por la Tierra queda registrada, cada sensación, cada experiencia, cada emoción con que vivimos la experiencia y el pensamiento asociado a la emoción (lo que nos decimos a nosotr@s mism@s).

También se guarda en el inconsciente toda nuestra genealogía, cada acontecimiento que haya sucedido a alguno de nuestros ancestros.

De igual manera está disponible en el inconsciente cualquier episodio de nuestra “historia profunda”, es decir, del viaje del alma a través de una cadena de vidas.

El mundo que observamos es un reflejo y una proyección de nuestra mente inconsciente. En ella encontramos dos voces, dos guias a los que podemos confiar nuestros pasos en la vida. Cada una de estas voces representa un sistema de pensamiento opuesto y excluyente del otro, no puedes alimentar a los dos al mismo tiempo.

Por un lado tenemos la voz del ego que siempre va a interpretar cualquier situación en clave de separación, culpa, miedo, enfrentamiento, odio, ….

Por otro lado está la voz del Espíritu (“Yo superior”, Guia interno, …, el nombre es lo de menos) que lo contempla todo en la Unidad, Inocencia, Amor, Fraternidad, Compasión, …

Llegados a este punto os queremos contar cual es nuestra intención a la hora de ofrecer el servicio deKinesiología de las Almas”:

  • Establecer una connexión de alma a alma con la persona consultante y mediante la guía del Espíritu.
  • Rescatar información del inconsciente de la persona, a través de un senzillo test muscular, acerca de un conflicto o bloqueo que presente.
  • También a través del test preguntar como trascender el conflicto o bloqueo.
  • Exponer la información rescatada al consultante, realizar las acciones que sean indicadas en la consulta y indicar un camino a seguir (“tratamiento”) en relación a lo obtenido anteriormente.

Para todo ello nos valemos de las múltiples técnicas que hemos aprendido (manuales, emocionales, energéticas, …) y sobretodo de nuestra Confianza, Perseverancia y Compromiso (Pistis).

Contemplamos el proceso simbólicamente como un gran engranaje que representa nuestro Ser Divino. Para que éste gire de forma correcta necesitamos reparar primero multitud de pequeños engranajes representados por nuestros componentes físico, bioquímico, emocional, mental, causal, …

Nos adaptamos a las necesidades y al momento actual de la persona consultante. Los temas a tratar pueden ser muy variados:

  • Salud física: Dolores crónicos, alergias, …
  • Salud bioquímica: Problemas nutricionales
  • Salud emocional: Depresión, infravaloración, conflictos familiares, abusos, …
  • Salud energética: Geopatías, magia negra, bloqueos en meridianos, chakras, aura,…
  • Salud mental: Tratamiento sobre creencias